Blogia
Ciencia y Tecnología desde Uruguay

¿ Hacia la predicción de terremotos ?

¿ Hacia la predicción de terremotos ?

La corteza de la Tierra está compuesta de placas de unos 30 kilómetros de espesor que se ensamblan como piezas de rompecabezas. Los choques y roces de las placas tectónicas producen los temblores.

 

Con el establecimiento de la teoría de tectónica de placas a fines de los años 60 y principios de los 70, los sismólogos se pusieron muy contentos porque pensaron que pronto podrían predecir los terremotos. En febrero de 1975 unos científicos chinos midieron cambios en la elevación del terreno, los niveles de los lagos, la sismicidad y hasta el comportamiento de los animales en la provincia de Haicheng. A partir de esas observaciones anunciaron la inminencia de un terremoto. Las autoridades hicieron evacuar la provincia. A los dos días un terremoto de magnitud 7.3 sacudió Haicheng. Las medidas preventivas salvaron muchas vidas.

Pero al año siguiente un terremoto de 7.8 grados que nadie previó asoló la ciudad de Tangshan. El desastre causó 250,000 muertes. La “predicción” de Haicheng había sido coincidencia. Después de todo, si uno predice muchas veces, ocasionalmente acertará aunque sea por casualidad.

Hasta el día de hoy ni en los fenómenos atmosféricos ni en el comportamiento de los animales se han encontrado signos claros y consistentes que permitan predecir temblores. Ni siquiera en el comportamiento de las rocas y los gases subterráneos. Muchos sismólogos, por lo tanto, han perdido la fe. Tan mala fama tiene hoy la predicción de sismos, que en 2004 los participantes en un congreso de sismólogos la mencionaban recatadamente como “esa palabra que empieza con p ”, como si no quisieran decir una grosería. Pese a todo, con los nuevos aparatos y técnicas para recoger datos geológicos, la palabra que empieza con p está volviendo por sus fueros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres